Luis Meseguer, ganador del #RetoComposiciónCDEM:

«Quería conseguir una pieza emotiva sin caer en la sensiblería»

Luis Meseguer Mira

El joven barcelonés es uno de los dos ganadores Ex Aequo del Reto de Composición «Componiendo desde este mundo»,  impulsado por la Fundación Música Creativa y E2 IN2 en la modalidad de Composición Individual por su obra instrumental titulada «Tomorrow». Una pieza que presenta diferentes direcciones, algunas coincidentes, otras contrarias, pero que avanzan unidas hacia un futuro desconocido.

«Con un ritmo frenético y motorizado, trato de reflejar la marcha incansable por la esperanza y el bien colectivos. La orquesta, en su rica diversidad, muestra las aportaciones que puede hacer cada persona para ayudar aunque sea con una muestra de color.»

Escucha «Tomorrow» aquí

¿Cuál es tu formación musical? 

Empecé estudiando piano a los 9 años, primero en la Academia Salvador Ribas y más adelante en el Conservatorio de Barcelona. Y a partir de 2018 estudio el Grado Superior en Composición en ESMUC. Por otro lado, estoy graduado en Comunicación Audiovisual, de manera que puedo combinar estas dos trayectorias en una sola: las bandas sonoras. Aunque tengo que decir que últimamente estoy descubriendo otras ramas musicales que me han permitido abrir nuevas fronteras: música coral, sacra, contemporánea… En definitiva, el atractivo de la música sin imagen.

¿Cuál dirías que fue tu principal dificultad a la hora de grabar el tema durante el confinamiento?

Conocer las peculiaridades de cada instrumento, que «empasten» bien. Combinar todos los instrumentos en una misma mezcla no ha sido fácil, aunque sean virtuales. Y, por otro lado, conseguir una buena narrativa musical: creo que es una de los objetivos más importantes.

¿Qué beneficios concretos te ha aportado este reto tanto en lo personal como en lo profesional?

En lo profesional, el reto de componer para una orquesta tan grande. En lo personal, una inquietud: ¿cómo conseguir una pieza emotiva sin caer en la sensiblería? Quería evitar a toda costa una pieza «fácil», que se utilice como medida de evasión para olvidar los males que existen, los errores cometidos que son reales, el dolor de las víctimas… En lugar de eso, he buscado una pieza activa, que motive, que despierte conciencias y anime a trabajar, a hacer lo que haga falta para arreglar, reconocer y enmendar.

¿Tienes intención de seguir componiendo?

Por supuesto. Tengo varios caminos por donde tirar y un futuro que definir. Supongo que irá llegando, como todo. Me gusta componer porque es una forma bonita de contribuir a la sociedad con belleza. La belleza no es maquillaje, sino algo que compromete, al que compone, al intérprete y al oyente.

Descubre más trabajos de Luis en su web https://www.luismeseguer.com/