Project Description

Aprendizaje natural y divertido

Igual que aprendemos a hablar escuchando, para posteriormente leer y escribir, no hay forma más natural y divertida que aprender música desde la escucha y la práctica integrada en los juegos de los más pequeños.
Durante los primeros años de la infancia, los niños y las niñas ya son capaces de participar activamente en la música. Su innata curiosidad para percibir y expresarse a través del sonido ofrece una excelente oportunidad para despertar en ellos sus capacidades artísticas, creativas y sociales gracias a la inagotable presencia de la fantasía, el juego y la canción como principales elementos expresivos y de comunicación.
En esta etapa hay niños que ya han elegido instrumento y otros que todavía no. Todo dependerá del interés de los niños, el tipo de instrumento elegido y las condiciones particulares de cada alumno. Por eso es mejor que, para elegir instrumento en esta etapa, hablemos los padres, los tutores y los profesores de instrumento, para ayudaros a elegir qué es lo más adecuado en cada caso.

Beneficios: una cuestión de materia (gris)

Para bebés de hasta 36 meses acompañados por sus padres

La música es una poderosa herramienta de aprendizaje desde nuestros primeros meses de vida y contribuye de manera determinante al desarrollo de su estructura cerebral, a la formación de las capacidades cognitivas y, en definitiva, a la construcción primaria de las emociones y la personalidad.
En el aula, las madres y/o padres, junto a sus bebés, se familiarizan con las estrategias y herramientas pedagógicas necesarias para lograr una adecuada y gratificante estimulación musical.
De esta manera, se favorece una respuesta ajustada a las necesidades particulares de cada bebé, de acuerdo a su nivel de maduración interior.

1 clase semanal de 45 min.

Beneficios

  • Ayudarás a tu bebé a responder libremente a la estimulación músico-sensorial en un entorno seguro, cómodo y tranquilo.
  • Compartirás junto a tu bebé un momento de conexión y aprendizaje que reforzará vuestros vínculos afectivos.
  • Dispondrás de un repertorio de ritmos y canciones de calidad y riqueza musical que podrás integrar en vuestro día a día.
  • Contribuirás a su educación musical temprana desde sus primeros meses y al desarrollo de su inteligencia musical y emocional.

2 clases semanales de 45 min.

En dos citas semanales, los más pequeños descubren la íntima unión entre el lenguaje, la voz, el movimiento y la música, y cómo todos ellos tienen una raíz común: el cuerpo.

A partir de 3 años

Hay varios grupos de Música y Movimiento en función de la edad (para 3 años / 4 y 5 años / 6 años / 7 años)

Beneficios

La unión de lenguaje, voz, movimiento y música de un modo integrador junto con otras manifestaciones artísticas (plástica, teatro, manualidades, etc.) es algo muy natural para la mente global del niño.
A través de una didáctica basada en el autodescubrimiento, la exploración, la improvisación y la composición, cada niño tiene la oportunidad de aprender creando.
Este tipo de aprendizaje, tan esencial y cercano a la vivencia del propio cuerpo como un instrumento artístico, constituye la base de todo su aprendizaje posterior tanto en el terreno de la música como en el de la danza.